PRIMERAS JORNADAS DE PLANEAMIENTO POLICIAL

Entre los días 9, 10 y 11 de abril de 1997, se llevaron a cabo las Primeras Jornadas de Planeamiento Policial, ordenadas mediante resolución de la Jefatura de Policía nº 99.770 del 29 de enero de ese mismo año.

Las conclusiones fueron publicadas en la Orden del Día de la Policía de la Provincia de Buenos Aires del 30 de abril de 1997 (circular DP nº 01) y se conforman de 20 items puestos a consideración y aprobación de los asistentes.

CONCLUSIONES:

1.- Se consideró el Planeamiento Policial como el instrumento adecuado y de aplicación que permite satisfacer de manera eficiente y eficazmente los requerimientos de seguridad de la comunidad, a la vez que brinda reaseguros institucionales para el buen uso de los recursos humanos y materiales en el marco de una correcta organización y administración.

2.- Se reconoció la falta de planificación en nuestra institución y por ende la necesidad urgente de llevarla a cabo fijándose en lo particular pautas concretas y objetivas de política criminal, virtud a un consenso multidisciplinario e intersectorial que reúna a todos los elementos privados y públicos comprometidos en el desarrollo.

3.- Se planteó la necesidad de una reformulación profunda en la metodología del accionar policial que la ubique en posición preventiva del delito y protectora de la vida ciudadana. Reconocimiento del policía como un operador social.

4.- Se consideró la necesidad de una mayor fluidez de los canales institucionales de comunicación y la generación de otros nuevos que permitan una correcta interrelación con los distintos niveles de responsabilidad, a los fines, entre otros aspectos, de potenciar la creatividad del policía sin distinción de jerarquía y agrupamiento. En tal sentido puede iniciarse con un fortalecimiento del canal técnico, especialmente en elementos de Staff.

5.- Se advirtió un desaprovechamiento de recursos humanos, virtud a inadecuada distribución. Amerita la realización de estudios dirigidos a su reordenamiento para el cumplimiento de tareas que se compadezcan con criterios de actitud, capacidad, especialidad y profesión de los policías.

6.- Se planteó que en la generalidad, los actuales instrumentos que se cuentan para llevar a cabo un proceso de planificación son precarios e inadecuados por lo que consecuentemente debería dictarse una nueva normativa, en la cual se encuentre comprendida, no solamente la orgánica policial, sino también la referente a su personal, evitando toda situación que conlleve siquiera a relegar el rol de la mujer dentro de la institución.

7.- Se verificó la necesidad de incorporar al planeamiento policial en los planes de desarrollo municipal, regional, provincial, nacional e internacional.

8.- Se consideró la pertinencia de celebrar convenios con los distintos elementos de planeamiento y en los niveles indicados en el punto anterior con el propósito de mejorar la actividad policial. En especial con el Poder Judicial, Servicio Penitenciario, Patronato de Menores y Consejo Provincial del Menor. Como ejemplo válido se citó la estrecha y beneficiosa relación entre la Dirección de Planeamiento y la Unidad Ejecutora de Reconstrucción del Gran Buenos Aires en cumplimiento a convenio firmado oportunamente.

9.- Se estableció conveniente continuar con la labor de integración policial a nivel nacional e internacional impulsada por la Dirección de Investigaciones.

10.- Se planteó la conveniencia de frenar la inercia del sistema actual de excepciones a modificaciones estructurales no planificadas para evitar se agudice el deterioro sufrido en el despliegue policial provincial.

11.- Se recomendó la repetición de Jornadas similares para el presente año pero de carácter regional, focalizadas en puntos estratégicos del Gran Buenos Aires y conglomerados de la provincia.

12.- Se propuso el fortalecimiento de las áreas de Staff como la de Planeamiento en cuanto a cuerpo de asesores y recursos materiales. Se recomienda la institución del cargo de asesor en todas las ciencias que converjan en la misión policial. En tal sentido se fortalecerá su materia de competencia en el tratamiento global o puntual de los temas que hacen a la esencia misma de la Institución (planes de estudio, proyección de la fuerza en el futuro, mecanismos de relación comunitaria, dictámenes referidos a situaciones de índole doctrinal, funcional, etc.).

13.- Se ratificó que el proceso planificador debe partir de la comisaría jurisdiccional y ascender a los niveles superiores con criterios de resguardo de origen y complementariedad.

14.- Se recomendó la debida selección, seguimiento, contención y capacitación permanente del policía en un marco satisfactor de todos aquellos aspectos que hagan a una vida digna, circunstancia que, redundará en beneficio institucional, toda vez que evitará situaciones de violencia institucional, generada por factores internos y en el marco de la dignificación del personal policial, del dictado de un código de seguridad e higiene el trabajo.

15.- Se recomendó la creación de un centro superior de formación en Planeamiento a depender de la Dirección de Institutos con relación técnica y pedagógica a la Dirección de Planeamiento y que inicie su actividad académica en el ciclo lectivo de 1998 con su primer curso de carácter anual, extendiéndose la participación a las demás Policías Provinciales e Internacionales, particularmente las inherentes al Mercosur.

16.- Se verificó la necesidad de reformular el actual sistema de estadística, en particular los mecanismos de capturas de datos como pilar fundamental para conocer la veracidad y exactitud de las variables en juego para el correcto diagnóstico que permita un adecuado proceso planificador. Se ampliará sus actividades a planos de proyecciones y análisis epistemológico.

17.- Se planteó la necesidad de potenciar el actual sistema educativo policial de manera de principiar la excelencia, incorporando disciplinas afines a la misión policial, receptando, fomentando y ampliando convenios con universidades. Asimismo la puesta en marcha de subsistemas complementarios de proyección regional con el propósito de aumentar la capacitación policial en general y puntual para cada lugar donde prestan servicios. Esto será sin perjuicio de las clases y/o enseñanzas instrumentadas por los titulares de los distintos elementos en el marco del ejercicio del mando.

18.- Se consideró la muy urgente aplicación de todos los mecanismos que resulten necesarios para acortar la distancia social entre la comunidad y su policía. Entre las variables a considerarse se debe tener presente los puntos concretos y ríspidos en que la comunidad cuestiona el accionar policial.

19.- Se reconoció la necesidad de fortalecer la doctrina policial de manera tal que se reconozca como un verdadero plexo normativo de trabajo, concreto y objetivo, evitando el mero cumplimiento a las formas y centrándola en el reflejo lógico de los hechos cotidianos, ya sea para la protección comunitaria como para todo el devenir laboral interno.

20.- Se propició la realización de Jornadas Policiales sobre problemática infanto-juvenil. Al respecto la Dirección de Planeamiento, a través de su dependencia Organización y Doctrina, cuenta con la Asesoría del Menor, circunstancia que daría la infraestructura base para su efectivización.

---

Pagina Principal-Home Page

Bachillerato